Un sistema emanado del reclamo ciudadano, que busca privilegiar la transparencia y eficacia en el actuar de la función pública.

El sistema anticorrupción, tuvo como origen la necesidad de la sociedad de hacer una reingeniería en los procesos gubernativos.

Que los actos de corrupción, cometidos por servidores públicos en colaboración con intereses de particulares, encontraran sanción a lo que se conocía como fenómeno de la impunidad.

Así se exponen a la luz pública casos como Odebrecht, la compañía petrolera de Brasil que por intereses monetarios de unos cuantos, hoy juzga a ex mandatarios como el presidente Ollanta Humala de Perú.

El enunciativo ‘Caso Casa Blanca’ y su conocido conflicto de intereses que llevó a la destitución del fiscal especial y diera pie al establecimiento de la hoy llamada ley 3 de 3. La declaración de intereses, patrimonial y fiscal de todo servidor público, incluida su evolución, sin importar su rango en el espectro público.

De esta manera, la sociedad adopta al sistema anticorrupción como su principal herramienta para co-gobernar en esta estrategia de devolver la credibilidad ausente en las instituciones.

El Club Rotario Victoria, su presidente C.P. Marco González Salum, en sesión ordinaria convocó al presidente del Sistema Estatal Anticorrupción de Tamaulipas, Lic. Héctor de Anda Cortez, para conocer los alcances, los métodos de denuncia, las directrices que se encontraron a partir de los foros de consulta pública para el establecimiento de la Política Nacional Anticorrupción.

El interés manifiesto de la sociedad por participar, se hizo evidente y este organismo social ha decidido mediante un enlace permanente con el Sistema, ser actores del mismo, a fin de avanzar en la lucha para erradicar la corrupción y la impunidad